Acerca de nosotros

Dominical Mavi Hotel owners

El papá (Massimiliano, alias Max)

Dominical Mavi Hotel owner

Ingeniero de profesión, comediante por vocación, luchó y sudó en la industria de dispositivos médicos por unos quince años antes de decidir que había llegado el momento de disfrutar mas y mejor tiempo en familia, y en general llevar una vida más fácil.

 

(Lastima!) No un surfista nato, se enamoró de la disciplina en su primer "viaje familiar" a Bali en 2008 y, desde entonces, ha sido ... "surfear apenas le sea posible". (No sólo) por esta razón, se trasladó con su familia a Costa Rica a principios de 2014 para empezar a construir el MAVI Surf hotel.

 

Es posible encontrarlo, mientras lucha y suda para dominar las olas de Playa Dominical, cruzando aquí y allá en busca desesperada de unas buenas (pero fáciles) olas (Josuè, Flaco, lo prometo ... voy a ser mas disciplinado!). Dicen que, a veces, tiene éxito en agarrar unas buenas olas.

 

Por la hora del almuerzo, también puede pasar de encontrarlo en la sodas "mas locales" de San Isidro, tomando una "Crema en leche" (o "Batido de crema") como acompañamiento de un "Gallo Pinto" picante (su plato local favorito).

 

Es mucho más divertido, agradable y ... inteligente de lo que parece ...!


La mamá (Barbara, alias Barbys)

Dominical Mavi Hotel owner

Puede ser que no sea un caso que ese texto fue escrito el dia de su cumpleaños.

 

Informática de profesión, hotelera (esperamos!) por vocación, manejó con éxito varias plataformas hardware y software antes de enamorarse de aplicaciones de E-Learning profesionales. Trabajó con arte en el E-Learning de mas alto nivel sólo por un corto pero intenso año (justo en el período en que la decisión del "gran movimiento" estaba siendo tomada), luego, lentamente pero seguramente, se transformó en la mejor hotelera (y "desayunera") nunca vista.

 

(Lastima!) No practicante de surf (por nada), siempre ha estado enamorada de playas tropicales, clima cálido, y lugares ricos de naturaleza. (No sólo) Por estas razones, se trasladó con su familia a Costa Rica a principios de 2014 para "ayudar" a construir el MAVI Surf Hotel (y más tarde ser la bruja del hotel).

 

Es posible encontrarla ... mientras que adorna cuidadosamente las mesas con flores, platos y tazas para el desayuno de MAVI (tenedor a la izquierda, cuchillo y cuchara a la derecha, ...), o mientras que corta con impecable precision frutas frescas en trocitos pequeños, simétricos, y idénticos (esa es la forma en que la fruta debe ser cortada por una ensalada, dice ella), o que maniobra brillantemente sus escobas aquí y allá (correcto, Stefania?) para sacar cualquier pedacito de basura, polvo o hojas caídas, otro que mientras riega suavemente sus flores y plantas en las tardes. Dicen que, con todas estas actividades bajo a su brazos, a veces toma una rapida siesta por la tarde.

 

Ella es el núcleo de la familia, la piedra angular alrededor de la cual todo gira y evoluciona. A veces (la mayoría de las veces) solar, a veces oscura (cuando esta enojada: no pasa muy frecuentemente, pero cuando pasa, ella es muuuy enojada), pero siempre y siempre, un super mamá, super esposa, super ... mujer!


El MA en MAVI (Margherita, alias Marghe)

Dominical Mavi Hotel owner

 

La científica de la familia, la académica, la filósofa, la "abogada", ... Ella es la defensora irreductible de todos los revolucionarios (ella misma primera), rebeldes y detractores .

 

Ha frecuentado las escuelas italianas con resultados excepcionales hasta el 6° grado y más tarde ha seguido a su familia a Costa Rica (no sin rebelión!). Allí (aquí) está siguiendo sus estudios con calificaciones no más bajas, ni con inferior calidad. Simplemente es una super estudiante, una super adolescente y una super hija.

 

Usted la puede encontrar ... con su nariz, cara y cabeza sumergida en un buen libro, quedándose aquí, allí y ... en cualquier lugar (mas cómodo el lugar - por ejemplo, el sofá - más tentador el leer y más "aislante" la concentración) .

 

Tímida por lo que suffice, sabe cómo ser amable y alegre. En el momento ella parece demasiado grave para la familia (o la familia no es suficientemente grave para ella!)


El VI en MAVI (Viola, alias Violetta,)

Dominical Mavi Hotel owner

 

La atleta de la familia, la bailarina, la artista, la "amable" ... Ella es la seguidora irreductible de cada y todas personas. Siempre (a veces es criticada por ser demasiado buena y generosa).

 

Sin embargo "solar" y "new age", ha logrado resultados igualmente estelares en su frecuencia de las escuelas italianas hasta el 5º grado, y más tarde ha seguido a su familia en Costa Rica (con mucha menos rebelión!).

 

Allí (aquí) igualmente está siguiendo sus estudios con calificaciones no más bajas, ni con inferior calidad. Ella también es simplemente una super estudiante, una super casi-adolescente y una super hija.

 

Usted la puede encontrar ... mientras salta dentro y fuera de la piscina (no sin sus snorkel y máscara SALVIMAR), mientras salta arriba y abajo de la silla más cercana, bailando justo en frente del sofá donde su hermana disfruta de su lectura, otro que en chat sobre su Tableta con Marty o los Mosqueteros. Sin embargo ... no sentada, tampoco inmóvil (menor el espacio, más rápidos y más amplios los movimientos ... esta es la razón por la cual "a veces" puede inadvertidamente romper o hacer caer cosas).

 

Nunca tímida (al menos, no a primera vista), ella es una chica super amable de alta potencia que puede parecer demasiado llena de energía para la familia (o la familia es demasiado perezosa para ella!).

 


El Gato (Penelope, alias Penny, o simplemente “Gordo”)

Dominical Mavi Hotel cat

 

La (única, por lo menos por algún tiempo) mascota de la familia.

 

Ella pasó los primeros cuatro años de su vida dentro de un apartamento al tercer piso (sin ascensor!) en el centro histórico de una pequeña ciudad de la provincia italiana, principalmente tumbada en el sofá (igualmente compartido con la lectura de Margherita).

 

Tal vida sedentaria parecía haber matado su instinto felino: a veces excesivamente agresiva, ella se asustaba fácilmente por cualquier cosa (los viajes en el coche para ver al veterinario estaban películas de terror muy real).

 

Por suerte, ella sobrevivió al estricto dopaje (la gente de Envision ... no sabe nada!) que fue necesario para manejar la mudanza de la familia a Costa Rica (tres horas en coche al aeropuerto de Milán, un total de mas de quince horas de vuelo por San José, una noche en la capital, y otras tres horas en coche hasta Dominical).

 

Allí (aquí), después de unas semanas de adaptación, se volvió a descubrir su instinto felino, olvidó sus temores pero manteniendo su postura agresiva (no viajes al veterinario todavía!), y terminó siendo el mejor guardián del lugar de la familia: perros, ratones, iguanas, lagartijas, serpientes, ladrones ... ¡cuidado!

 

Lo que seguro no olvide fue ... la deliciosa comida enlatada para gatos!

Probablemente el gato que come mejor (mas?) en todo Costa Rica, no sin razones, fue apodado "Gordo" por Don Oscar, el único "maestro de obra."

 

Usted la puedes ver mientras salta desde el techo de hojas Palmex para llegar a los jardines del hotel, asomada por la terraza mirando a los peatones que pasan por la calle, o escondida debajo de la moto de papá, lista para emboscar los terneros de Margherita o de Viola.

 

O simplemente ... esperando para usted en la recepción del Hotel!